La farsa del Nacionalismo: Somos ciudadanos del mundo

¿Alguna vez has vivido o viajado fuera de “tu país”? ¿Te ha pasado que cuando te encuentras a alguien de tu misma nacionalidad te sientes cercano de manera automática a esa persona? ¿Incluso más entendido? ¿Te ha pasado que cuando regresas del extranjero y regresas a “tu país”  sientes que vuelves a “tu casa”?

Es completamente lógico que nos sintamos como en nuestro “hogar” en el país en donde nacimos o crecimos pero paradójicamente el sentirnos parte de un país y no de otro, nos ha vuelto completamente separatistas sin darnos cuenta de ello.

La imagen puede contener: 1 persona, rayas

No digo que esté mal que nos sintamos arraigados a nuestro país, o más acongojados cuando algo malo pasa en este mismo, pero ¿qué pasa cuando nos importa más la gente que sufre en el “nuestro” y no en los demás? ¿o cuando creemos que valemos más que las personas pertenecientes a otras nacionalidades?

El nacionalismo es una excelente forma de hacernos luchar por nuestra patria y trabajar para que cada día sea mejor, pero también es la manera perfecta de crear enemistades y rivalidades con otras personas… personas que ni siquiera conocemos o hemos visto  ¿increíble no?

Cuántas veces no hemos escuchado decir a soldados que van a la guerra que están orgullosos de luchar “por su país” o que tuvieron que matar gente “por su país” o a personas simplemente “odiar” a extranjeros porque en tiempos pasados hubieron guerras o conquistas o incluso solo enemistades entre mandatarios… Cuántas veces hemos escuchado que los franceses y los gringos se odian, o que los chilenos y los argentinos, que los no sé quiénes con los no sé quiénes.

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza

Y no nos vayamos tan lejos, que si quieres ayudar también debes empezar por TU PAÍS.

TU PAÍS, TU PAÍS, TU PAÍS… ¿y qué pasa con TU MUNDO?

¿Qué pasaría si pudiéramos ver al mundo entero como NUESTRA casa? ¿Qué pasaría si pudiéramos ver a absolutamente a todos los seres humanos de este planeta como nuestros hermanos?

Muchas veces me he imaginado qué pasaría si el mundo entero fuera un solo país… ¿Entonces así podríamos dejar de sentirnos separados las personas de otros lugares?

No hay texto alternativo automático disponible.

Creo que es bueno que existan países con culturas, costumbres, paisajes, animales, naturaleza diferentes porque eso nos enriquece y hace que la economía global funcione pero muchas otras veces son estas mismas diferencias que hacen estallar odio, conflictos e incluso guerras, y terminamos odiando a personas que se encuentran del otro lado de la línea territorial que son inocentes como tú, que tienen vidas como tú… que son IGUALES A TI ¿y por qué?

Amar a tu país y a tu gente está bien pero creo que es importante recordar que el mundo entero también es tu casa, así como la gente que habita en él.

Yo soy mexicana y claro que amo México, pero también amo al resto del planeta porque también es mi casa y por lo tanto esté en el país en el que esté con las personas de las nacionalidades con las que esté, me sentiré como en lo que es y con quiénes son… mi hogar.

La imagen puede contener: una o varias personas

Seamos ciudadanos del mundo.

¿Tú qué piensas?

 

Un comentario sobre “La farsa del Nacionalismo: Somos ciudadanos del mundo

  1. ¡¡De acuerdo contigo!! Somos ciudadanos de nuestro paraíso azul, y todos hermanos en el universo… 🙂 Yo también he imaginado que fuéramos un sólo país… ¡¡Ojalá se pudiera acabar con fronteras, separaciones y odios absurdos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s